El día de la fruta en el Cole. ¿Por qué se celebra?

En múltiples ocasiones, los/as niños/as suelen ser reacios/as a tomar frutas y verduras, por este motivo, en muchos colegios se instaura oficialmente un día semanal de la fruta, intentando fomentar su consumo. Cada centro escolar, marca un día concreto de la semana, siempre consensuado con AMPA (Asociación de Padres y Madres de Alumnos/as) y La Dirección del Centro Escolar.

Aunque el día de la fruta no puede imponerse, si es positivo que padres y madres colaboren, para que sus hijos/as, se impliquen, viéndole aspectos positivos a consumirla.

Para que salga bien, se deben respetar las directrices marcadas por el centro escolar y su equipo de docentes; estas acciones que se programan, contribuyen a que los niños/as se conciencien verdaderamente de las propiedades y aspectos positivos que tiene tomar frutas y llevar una dieta sana para el organismo. Además, consumirla diariamente, ayuda a reducir los problemas de sobrepeso y la ingesta de grasas saturadas, ya que los hábitos de juegos y demás, en el S.XXI están cambiando y la población “en general”, actualmente es mucho más sedentaria.

¿Qué cosas pueden hacerse en el día de la fruta en los colegios?

Depende de cada centro escolar, pero algunos/as especialistas, recomiendan acciones como:

  • Reuniones periódicas previas con padres y un/a nutricionista, folleto informativo con cronograma por parte centro, folleto informativo de frutas de cada temporada aconsejables etc.
  • Un día a la semana, el alumnado se llevará para almorzar, fruta de temporada  en una pieza, preparada como macedonia en una fiambrera, etc.
  • En clase se dedicará un tiempo a ir explicando las propiedades de una fruta concreta al alumnado; ventajas para su organismo; propiedades de una fruta en concreto, marcada de una semana para otra etc. En estas explicaciones los niños/as deben ser protagonistas a través de sus vivencias.
  • Para los más pequeños/as organizar fichas para pintar y trabajar en clase, relacionadas con la fruta del día.
  • A los padres y madres, se les pasa un menú en el que la fruta y verdura esté presente dentro de la alimentación diaria, como recomendación.
  • Ofrecer una lista de cómo preparar de forma divertida la fruta para merendar o almorzar, cuando los niños/as estén comiendo en casa, bien sea en vacaciones o fiestas. De esta forma,se alimentan bien “jugando”.
  • Generar hábitos alimenticios comunes dentro del núcleo familiar, facilita mucho la adaptación de los/as pequeñ@s de la casa.

Si se siguen estas pautas, poco a poco, su consumo se normalizará, como un hábito alimenticio diario y se reducirá la negación a consumir dichos alimentos. Para ello, se requiere mucha constancia y refuerzo por parte de tod@s (pediatras, nutricionistas, padres y madres, centro escolar y sus docentes, además del propio alumnado). Empezando desde las edades más tempranas “educación infantil”, todo resulta más fácil.

Decir que, dentro de las dietas alimenticias no basta con que sólo un día a la semana se coma fruta y verdura, pero si es un comienzo en su ingesta, si antes no se hacía, y ya progresivamente incrementar el consumo, hasta conseguir que sea diario y en las cantidades recomendadas. Los/as especialistas en nutrición, aconsejan mínimo 2 ó 3 piezas fruta al día, en sus diferentes formas de prepararlas (alimento sólido, zumo, batido etc).

Esperamos os sea de utilidad, en este nuevo curso escolar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>