Preparando la ropa del/la bebé 2ª PARTE

Recordar que existen prendas con diferentes diseños en tonos lisos, con decoraciones y diferentes tonalidades de color, para poder elegir las que más cuadren y/o encajen, con nuestros gustos.

Bodies: Prenda clave en su primeros 6-12 meses de vida, ya que se utilizan mínimo 2-3 al día. Es aconsejable que sea de algodón 100%, cómodo de poner y quitar (apertura en las piernas para los cambios de pañal)  y con cierre clek o presión en el lateral del cuello, evitando tener que provocarle incomodidad al sacarlo por la cabeza, o dejar al/la bebé desprotegido por los cambios de temperatura, sobretodo la parte de los riñones.

Pijamas: Pueden ser con pies de una sola pieza ó dos piezas. Al igual que en el caso anterior los tejidos deben ser de algodón 100% y suaves a su piel; los tienes con apertura con Clecks traseros, delanteros y en la entrepierna, son mucho más fáciles de poner y quitar para cambiarlos, sin que el/la bebé, se encuentre incómodo/a.

En sus primeros meses de vida (3 o 4 meses), recomiendan que sean pijamas de una pieza con pies, porque les permitirá estar más cómodos/as, moverse mejor y además mayor protección para su piel, les protege ante los cambios de temperatura mientras duerme, si se destapa y en invierno.

Si te decides, por la opción “pijama dos piezas”, recuerda que lleve siempre un body, que le cubra los riñones y unos calcetines de hilo ó algodón o polaina, para proteger sus pies.

Conjuntos 2 piezas: Prendas cómodas en algodón o tejidos blandos y/o flexibles, en diferentes coloridos y estilos esport, clásico etc. Les permite moverse sin excesiva dificultad y que la ropa no les produzcan arrugas cuando están acostados/sentados en el carro o silla, evitándoles incomodidades.

Camisetas: Las de algodón 100%, bien sean de manga corta o manga larga, son muy cómodas porque le permiten moverse fácilmente; recomiendan que tengan apertura trasera, delantera y/o lateral (al lado del cuello) con cleck o cierre presión, para que sea fácil de quitar y poner sobretodo los 3-4 primeros meses. Prenda muy cómoda para llevar a tu bebé dentro del carro (cuco, silla) y además muy combinable con múltiples estilos de pantalones, faldas y vestidos.

Pantalones: se aconseja de tejidos blandos y suaves, que  tengan goma elástica o cierre anti-presión, cintura regulable o botón, para que no presione su abdomen y que faciliten su movilidad. Puedes optar por diferentes tipos de tejido y estilos.  En el caso de ser muy bebe también es bueno comprarle peleles de algodón o tejido térmico.

Camisas: las de tela son más incómodas en sus primeros meses de vida. Una vez van haciéndose más mayores, puedes ir introduciéndolas en su vestuario habitual.

Chaquetas: Las de hilo y algodón se adaptan muy bien a su cuerpo, permitiéndoles moverse correctamente, tanto si están acostados, como sentados. Las chaquetas con cremallera/clicks, facilitan mucho la labor a la hora de los cambios y de su puesta.

No olvides nunca que, el tejido y el grosor de la prenda debe adaptarse a la estación del año y temperatura que haga, el bebé no debe ir ni tapado en exceso porque sudaría, pudiendo resfriarse y tener problemas de higiene, ni tampoco con falta de prendas de ropa. Recomiendan que las piezas de ropa sean finas y que utilicemos diferentes prendas superpuestas, para poder adaptar al bebe al ambiente de las diferentes estancias donde nos encontremos (distintos espacios exteriores e interiores).

Preparando la ropa del/la bebé 1ª PARTE

Si vas a ser mamá o papá por primera vez,  ó bien tienes que hacer un regalo para un/a recién nacido/a, es importante tener claro ¿qué se va a comprar?. Para acertar, ten muy en cuenta, la necesidad del/la bebé y la utilidad que se le puede dar a la prenda; además de la frecuencia de uso.

En el caso de padres y madres primerizos/as, es aconsejable que preparéis el armario de vuestro/a bebé,  un mes o mes y medio, antes de su nacimiento. Esto os ayudará a no llevaros sorpresas de última hora, contando con un mínimo de prendas para vestir. También dependerá mucho, la época del año en la que nazca.

Compra prendas o piezas de ropa,  en tejidos y colores que sean combinables entre sí, además de  fáciles de poner y quitar, ya que los/as bebés se manchan mucho y requieren cambios de pañal continuos.

Los/as bebés en sus primeros meses de vida, necesitan llevar  prendas de ropa finas, muy cómodas, anchas, pero no grandes en exceso y flexibles, que les permita que su piel transpire y moverse con facilidad, para favorecer constantemente su bienestar. Es un momento en el que la belleza de la prenda, debe compatibilizarse con la comodidad del/la bebé, siendo imprescindible que ante todo, se encuentren cómodos/as.

Las piezas de ropa es aconsejable que, estén elaboradas a partir de tejidos naturales como el algodón, perlé, batista o hilo, siendo la mejor opción de tejidos, sobretodo en aquellas piezas de ropa interior que tienen que estar en contacto directo y por un espacio de tiempo prolongado, con su piel.

Selecciona bien las prendas que le compras, facilita mucho la tarea, además de permitiros ahorrar dinero, tanto si sois madre/padre por primera vez, o experimentados/as, que la ropa sea CÓMODA, PRÁCTICA y FUNCIONAL, tanto para el/la bebé, como para vosotros/as, que los cambiáis a diario.

 Para evitar que se te quede ropa sin estrenar, es aconsejable que en sus primeros 6-12 meses,  hagas una programación gradual de compras, en la temporada que corresponde, para adaptar su ropa mucho más, a sus medidas y peso, no quedándote así, prendas sin poder utilizar. Si lo haces de esta forma, te ayudará a ahorrar, ya que sólo compras lo que te hace falta en ese momento.